Ginecomastia o del Tamaño del Pecho en el Hombre en Colombia.

Definición.

La GINECOMASTIA es el aumento exagerado del tamaño del pecho en el hombre, llegando en algunos casos a parecerse a los senos de la mujer, de donde se deriva su nombre.

Es un problema bastante frecuente y por el que muy pocos hombres acuden al médico, quizás por vergüenza; causando muchos problemas con la imagen que cada persona tiene de su cuerpo y en sus actividades, cómo asistir a piscinas, practicar deportes o llevar camisas y camisetas ajustadas.

La ginecomastia se puede presentar a cualquier edad y en una o ambas glándulas mamarias. La manera más frecuente de presentación es la acumulación de grasa por aumento de peso y al ir avanzando de edad; sin embargo, también se ve por la influencia hormonal transitoria que ocurre durante la adolescencia, situación en la cual puede haber mejoría a medida que pasa la pubertad. El uso de algunas drogas recetadas por médicos y algunas enfermedades, también se manifiestan por el aumento desmedido de los senos en el hombre. Algunos consumidores de esteroides, licor y los adictos a marihuana, pueden presentar también este problema.

Afortunadamente, con las nuevas técnicas en cirugía plástica se puede ofrecer tratamiento para solucionar la ginecomastia.

¿Quién se puede operar?.

Todo paciente bien informado y con expectativas apropiadas de la cirugía, es decir, un hombre de cualquier edad que sepa de qué se trata y qué se puede esperar de ella.

Si usted considera que se puede beneficiar de una ginecomastia, debe consultar a un experto en el tema, como un especialista en cirugía plástica; una vez aclaradas todas las dudas y descartadas las causas más frecuentemente asociadas al problema, se le recomendará leer este folleto, el que también le ayudará a aclarar dudas y expectativas.

Preparativos.

Todo comienza con una adecuada consulta, Una vez definido que es un buen candidato a la operación, se solicitarán algunos exámenes para descartar otras enfermedades, asegurarnos de que se encuentra en buenas condiciones que sus riesgos para la anestesia son bajos. De acuerdo al caso, tendrá una cita con el especialista anestesiólogo para darle mayor seguridad. Antes de la cirugía se le tomarán fotografías que servirán como punto de comparación.

Debe conseguir dos fajas de lycra con forma de chaleco, las que deberá usar inmediatamente finalice la cirugía.

La Cirugía.

Dependiendo de varios factores, se usará anestesia general o local. En la gran mayoría de casos la cirugía es ambulatoria, es decir, que ese mismo día podrá regresar a su casa.

En casi todos los pacientes se usa la liposucción para disminuir el tamaño del pecho. Esta técnica consiste en extraer la grasa y el exceso de glándula por uno o varios orificios muy pequeños, usando tubos delgados conocidos como cánulas, conectados a un aparato de presión negativa; las heridas se localizan en la región lateral del tórax, cerca a la axila y directamente en el pezón, de tal manera que no queden cicatrices visibles.

En muy escasos casos habrá que hacer otras heridas quirúrgicas que pueden dejar cicatrices, de ser así, se le informará ampliamente. Paciente con ginecomastia durante la operación con Liposucción.

¿ Riesgos?.

Toda cirugía tiene riesgos que pueden llegar incluso hasta la muerte; afortunadamente, si hay una evaluación adecuada antes de la cirugía, es realizada por un cirujano preparado y la anestesia es administrada por un experto en un hospital o clínica reconocidos, estos riesgos disminuyen significativamente.

Los problemas que se pueden presentar son:

Entumecimiento y disminución de la sensibilidad, que mejorará con el paso del tiempo, acumulación de líquidos y sangre en la zona operada, irregularidades de la piel en algunos pacientes y hemorragias e infección; afortunadamente, estos problemas son poco frecuentes y en la gran mayoría de pacientes, las ventajas sobrepasan de manera importante a los riesgos y desventajas.

La ley colombiana exige que toda persona conozca ampliamente sus riesgos cuando va a ser sometida a una operación, por tal motivo se le pedirá leer y firmar un documento conocido como consentimiento informado, lo cual incrementará aun más su seguridad.

Periodo de recuperación.

Inmediatamente se termine la cirugía estará con la faja de lycra que debe permanecer así de día y de noche, haciendo una presión moderada que evitará que se acumulen sangre, líquidos e hinchazón debajo de la piel, haciéndolo sentir confortable y con poco dolor.

Hablando del dolor, este suele ser mucho menor que el esperado y se puede controlar con drogas.

Durante las primeras horas es frecuente que salga sangre y líquido por las heridas, pudiendo persistir ello por uno o dos días.

En caso de cualquier situación anormal o duda, avise a los números que aparecen al final de este documento.

Al día siguiente se podrá bañar normalmente y cambiar de faja; en unos cinco a siete días se le pedirá asistir a cita de control, la que se repetirá de acuerdo a cada caso. Durante estos controles ya podrá ver la diferencia e irá notando los resultados; esta es una buena oportunidad para pedir información adicional sobre otros cuidados, como masajes, cremas, tiempo con la faja, etc...

Resultados.

Suelen ser muy alentadores, pues en la gran mayoría de pacientes se logra un aplanamiento considerable del pecho, dándole un aspecto mucho más masculino y normal, con poca o ninguna cicatriz.

Muchos pacientes sienten además un alivio sicológico y se sienten mucho más seguros con su nueva imagen corporal, lo que les permite reanudar actividades que antes no hacían, como retirarse la camisa delante de otras personas, asistir a baños públicos y usar prendas de vestir ajustadas al cuerpo.

Citas

Solicita una cita o contáctanos.