Anomialias de la Mano en Colombia.

Definición.

En muchas ocasiones vemos polidactilias o dedos supernumerarios, las cuales son de muchos tipos y de distintos niveles de complejidad; usualmente se tratan con cirugía bajo anestesia general durante la infancia. Los resultados suelen ser muy buenos si el caso no es muy difícil y la polidactilia es sencilla.

Otra deformación es la sindactilia, la cual consiste en que los dedos adyacentes se encuentran unidos; en algunos casos la unión es muy simple, pero en otros compromete huesos y tendones. Dependiendo de esto es la complejidad de la operación, que nunca es sencilla (algunos papás piensan que la solución es solo cortar una ¨telita¨ que une los dedos, pero no es así) y requiere procedimientos conocidos como zetaplastias, injertos de piel y colgajos. Hay infinidad de otras malformaciones que se pueden corregir con operación durante la infancia.

Postoperativo, Recuperación y Terapia.

En ningún otro campo como en cirugía de mano, el período después de la operación es tan importante. Se puede afirmar con certeza que los esfuerzos que usted haga en su rehabilitación, son tan o aún más importantes que la misma cirugía.

Debe estar muy atento a asistir a todos los controles y poner todo y más de su parte para hacer lo que se indique.

La mano es uno de los terrenos con mayor sensibilidad, por tal razón no es raro que el grado de dolor y limitación sean mucho mayores que lo que se esperaba; sin embargo, se podrá controlar con medicamentos tomados o inyectados.

Casi siempre la mano estará con un vendaje y férula de yeso que no debe retirar, a menos que específicamente se le pida; tampoco debe realizar ningún tipo de curación o retiro de puntos a no ser que se le haya recomendado específicamente esto. La gran mayoría de curaciones sobre todo si es la primera vez, las realizo personalmente.

Es posible que desde el primer día se le expliquen algunos movimientos que debe hacer aunque se presente algún grado de dolor. Ponga especial atención a sí los movimientos se pueden hacer voluntariamente o ayudados con la otra mano. Por ejemplo, en cirugía de reparación de tendones no se pueden hacer movimientos voluntarios porque se revientan los tendones y se daña la operación; pero es muy importante realizar movimientos pasivos, ayudados con la otra mano, para una pronta recuperación.

No se recomienda tener la mano en un inmovilizador, colgando en un cabestrillo o cargada como un niño; tal posición es recomendada solo en ocasiones muy excepcionales, como en fracturas y lesiones del hombro. Por el contrario su mano debe permanecer siempre en alto, por lo menos más alta que el corazón, tal posición disminuye la hinchazón y acelera la recuperación. No olvide que al dormir la mano también debe estar alta, para lo cual se ayudará de cojines y almohadas.

Es posible que se le envíe a terapia física y ocupacional para recuperar el máximo de función posible. En muchos casos se hará necesario usar férulas, fajas de lycra y aparatos para luchar o prevenir problemas después de las operaciones, como cicatrices, y adherencias de los tendones y articulaciones.

No debe perder comunicación y asistirá a todos los controles que se le programen, esto ayudará de manera notable.

La mano izquierda está en una buena posición para el postoperatorio, no se debe tener como la de la derecha.

Es muy importante tener paciencia y saber esperar con prudencia, la persistencia en un plan de ejercicios puede ser de mucha ayuda. Recuerde que algunas cirugías tardan meses y aún años para mostrar resultados, como por ejemplo la reparación de los nervios; saber esperar se verá recompensado con la mejoría.

Citas

Solicita una cita o contáctanos.