Abdominoplastia, Dermolipectomía Abdominal o Cirugía del Abdomen en Colombia.

Definición.

La dermolipectomía abdominal es un procedimiento frecuentemente realizado por los cirujanos plásticos en todo el mundo. Consiste en retirar grasa y piel del abdomen, tensionar los músculos y estirar la piel, para dar un nuevo aspecto al contorno abdominal en aquellas personas que presentan flacidez, estrías y depósitos de grasa indeseables en la parte anterior e inferior del abdomen, como los que quedan después de los embarazos o la pérdida de peso.

¿Quién se puede operar?

Todo paciente hombre o mujer, bien informado, en buenas condiciones generales, que conozca a fondo los riesgos y beneficios de la cirugía; en especial mujeres que ya han tenido sus hijos y presentan flacidez del abdomen, el cual se descuelga o tiene estrías.

En hombres especialmente, después de perder peso, se observa piel que se descuelga y que se puede retirar con esta cirugía.

Los resultados suelen ser mejores y los riesgos menores, si el paciente no es obeso o su peso es aproximado al normal; es posible sin embargo, observar algunos resultados aceptables en pacientes con exceso de peso. Aunque después de esta cirugía se pueden tener nuevos embarazos, lo más recomendable es haber tenido todos los hijos antes de hacerse la dermolipectomía.

Preparativos.

Se debe seleccionar un especialista en cirugía plástica, de su entera confianza y que pueda ofrecerle unos resultados acordes con sus expectativas. Leer un documento come este puede ser un buen comienzo para informarse acerca de la operación; todas las dudas, preguntas y expectativas se deberán resolver en una o varias consultas previas a la cirugía, en donde además de hacerle un interrogatorio y un examen general, se le ordenarán exámenes de laboratorio y se le solicitarán dos fajas de lycra que usará después de la operación.

Se enviará a valoración por un especialista en anestesia, quien le hará las recomendaciones finales para el día de la cirugía. En algunas ocasiones se recomiendan otras consultas, con la nutricionista y especialista en medicina interna, todo para ofrecerle mayor seguridad durante la cirugía y más persistencia de los resultados operatorios.

En algunos pacientes y dependiendo de situaciones tales como la magnitud de la cirugía, se realizará una reserva en banco de su propia sangre o autodonación, para ser puesta el día de la operación, en caso de necesidad.

Se le recomendará no tomar drogas como la aspirina a antiinflamatorios que pueden aumentar el riesgo de hemorragias. Si usa drogas anticoagulantes debe haber avisado con anticipación a la operación.

Ya que esta es una cirugía para su propio bienestar se debe programar con la suficiente anticipación, porque deberá disponer del tiempo necesario para una adecuada recuperación, como por ejemplo unas vacaciones de trabajo.

No es recomendable hacerse la cirugía durante un fin de semana, pensando en trabajar el siguiente lunes, ya que existen probabilidades de no poder hacerlo. Se recomienda igualmente hacer arreglos para tener acompañante permanente durante el día de la cirugía y los días iniciales del post operatorio.

La Cirugía.

Se suele recomendar una hospitalización de 24 horas, de tal manera que si usted ingresa el día de la cirugía podrá salir al día siguiente. De acuerdo con el anestesiologo se elegirá el tipo de anestesia que más le convenga y menos riesgos tenga para su caso; puede ser general (usted dormirá durante la cirugía), o peridural y raquídea (en este caso podrá estar consciente durante la operación).

La cirugía tiene una duración aproximada de tres horas. Una vez establecida la anestesia se hace una incisión amplia que pasa por la parte superior del vello púbico y se extiende hacia los lados por unos 15 a 30 centímetros, según el paciente y que usted podrá ayudar a planear con su cirujano, para que quede oculta debajo del vestido de baño, o ropa interior de su preferencia.

Se retira toda la grasa y piel en exceso entre el ombligo y el pubis, se reparan los músculos del abdomen para hacerlo más plano y tenso y se tensiona la piel para hacer una sutura cuidadosa en varios planos. El ombligo se pondrá nuevamente en posición por una incisión en la nueva piel abdominal.

Procedimientos complementarios.

Aunque la sola dermolipectomía es de por sí una cirugía compleja, en algunas ocasiones se realizan otras cirugías al tiempo, como pueden ser el aumento, reafirmación o disminución del tamaño de los senos, liposucción, aumento de las nalgas (glúteo plastia) y otras.

Las cirugías complementarias tienen la ventaja de disminuir costos, dolores y tiempo, pero se hace necesario un planeamiento muy adecuado y discusión amplia de los riesgos que pueden tener las cirugías prolongadas.

Riesgos y complicaciones.

Toda cirugía implica alguna clase de riesgo, tal como hemorragias, infección y aún la muerte; afortunadamente, para cirugías electivas, es decir no urgentes y con una evaluación cuidadosa como la que se realiza con exámenes y valoración preanestésica, los riesgos suelen ser menores y pueden llegar a ser insignificantes, si se comparan con los beneficios en el llamado balance de ventajas y desventajas.

La ley en Colombia protege a los pacientes y antes de cada cirugía electiva, todo paciente debe autorizar su operación por medio de la firma de un documento denominado consentimiento informado.

Esté seguro de que en su caso las ventajas de la operación sobrepasen a las desventajas y riesgos, de no ser así, lo más seguro es que usted mismo o yo decidamos no operar.

Post operatorio.

Al despertar de la anestesia ya se podrán apreciar los cambios iniciales de la cirugía, aunque estará permanentemente con la faja de lycra.

Aunque toda cirugía produce dolor, suele haber mucho menos del esperado; se aplicarán drogas contra el dolor y antibióticos por la vena, mientras dure la hospitalización. Notará que estará semisentada y con las rodillas dobladas para disminuir la tensión en el área operada, esta posición la deberá mantener por unos días más en casa. Podrá notar algún escurrimiento de sangre y líquidos por la zona operada, situación que es completamente normal durante los primeros días.

La mañana siguiente a la cirugía, si todo va bien, podrá irse a su casa. Se le recomendarán drogas para el dolor y evitar la infección; si se presentan situaciones anormales como dolor muy fuerte, que no se calme con los medicamentos, vómito o inapetencia exagerados, dificultad para respirar, hemorragias, presencia de pus en la herida o fiebre, no dude en contactarse por teléfono o buscapersonas a los números que aparecen al final de este artículo.

Asistirá a consultas de control en una, tres, seis semanas, seis meses y un año después, para hacer un seguimiento de los resultados y darle recomendaciones. En términos generales se reinician actividades normales unos 10 días después de la operación; en dos o tres semanas se pueden iniciar ejercicios moderados como caminatas y aeróbicos y en dos meses se pueden hacer ejercicios fuertes como pesas y abdominales. La faja debe usarse permanentemente durante las tres a seis primeras semanas.

Resultados.

Desde el día mismo de la operación se verán los cambios, ya que hay un abdomen más templado, sin el exceso de piel y grasa iniciales; sin embargo, se deberá esperar unos meses para ver resultados definitivos.

Toda cirugía que implique cortar piel deja cicatrices y éstas sufren un proceso conocido como maduración, que puede tardar hasta 18 meses, pasando por ser cicatrices muy poco notorias durante las primeras semanas, hasta tornarse más duras y enrojecidas durante unos meses y finalmente llegar al aspecto maduro definitivo, un poco menos aparente y natural. Las cicatrices pueden ser poco o muy aparentes y podrán ser observadas siempre que no se lleve ropa, por su ubicación, aunque podrán fácilmente ser ocultadas con la ropa interior o traje de baño.

Notará una mejoría del aspecto general, con mayor facilidad para vestirse y acomodarse a su talla. Puede haber pérdida moderada de peso, dependiendo de la cantidad de grasa y piel que se haya podido retirar. Es posible que mejore su propia autoestima y se sienta mucho mejor.

La gran mayoría de los pacientes quedan satisfechos con los resultados, sobre todo cuando tienen expectativas reales, conocen las ventajas y desventajas de la cirugía y aceptan situaciones inevitables como las cicatrices.

El cirujano Plástico es un médico especializado con amplia experiencia en este tipo de operaciones y generalmente puede ofrecer resultados satisfactorios en la mejoría del contorno abdominal.

Citas

Solicita una cita o contáctanos.